vida y costumbres

En esta oportunidad os hablaré de la vida en Faerûn así como las costumbres propias de la gente de la Marca Argéntea. Cuando se oye hablar de “los reinos”, la gente se refiere al gran continente de Faerûn, un lugar inmenso que tiene muy variados climas y terrenos, pasando de interminables praderas al Este, a peligrosos mares infestados de piratas y criaturas malignas hasta calurosos y áridos desiertos. Así como el terreno y el clima es diverso, también lo son las gentes, existiendo muchas razas y grupos culturales diferentes.

La tarea de contar cómo viven todas esas gentes es, por deciros poco, titánica, así que haré lo posible por daros una idea general de la vida en los reinos.

La Medida del Tiempo

En Faerûn no abundan los relojes (sólo los clérigos de Gond suelen usar tales artilugios) así que el resto dividimos el día en diez grandes fracciones, que si bien no estan perfectamente delimitadas, nos permiten ponernos de acuerdo con un margen de algunos minutos. Las fracciones son:
- El Alba.
- La Mañana.
- EL Mediodía o Solana.
- La Tarde.
- El Anochecer.
- El Ocaso.
- La Noche.
- La medianoche.
- La Lunôscura o “corazón de la noche”.
- Fin de Noche.

Los días los contamos en grupos de diez, a los que denominamos dekhanas o “cabalgatas”. Al contrario que en otros lugares, en los reinos la gente por lo general depende del trabajo diario para subsistir y no existen los días libres o “fines de semana”…dicho esto, existen cinco excepciones al trabajo contínuo. Hay cinco celebraciones anuales que permiten un día de descanso, ellas son la fiesta de Hibernal, Verdor, Estival, La Buena Cosecha y el Festejo de la Luna. También, cada cinco años, se celebra la Cumbre del Escudo, una espléndida celebración en que se renuevan los acuerdos y las gentes hablan de manera directa con sus gobernantes. Por lo general se realizan muchas competiciones y juegos, así como fiestas con buenos bardos, alegres canciones y excelentes cervezas e hidromieles (una buena excusa para escapar un día o dos de los deberes de monje en la biblioteca de Candelero).

Los meses y las fiestas se distribuyen como sigue según el Calendario de Harptos, hay doce meses de treinta días cada uno, los que a su vez se dividen en tres dekhanas:

El Clima en el Norte

Para este tema me apoyaré en la opinión de un hermano Confesado de Candelero que conoce muy bien la materia, lo explica así:

En su parte más septentrional, la Costa de la Espada es siempre un yermo gélido y azotado por el viento; éste acaba convertido en el Mar de Hielo Interminable, que recubre el continente hacia el este, hasta donde uno pueda llegar y seguir encontrando tierra. Una cordillera, el Espinazo del Mundo, evita que este casquete polar cubra el Norte de la Costa de la Espada, pero sólo las brisas de tierra adentro permiten que el gélido Valle del Viento Helado sea habitable, aunque sus poblaciones carecen de estación del cultivo.
Al sur de las montañas se encuentra la “Frontera Salvaje” del Norte, repleta de riscos y lagos. En estos valles de montaña, el verano es corto e intenso, pudiendo verse aguas gélidas, brumas glaciales y cumbres nevadas durante todo el año. Un poco más al sur, en el valle inferior del Dessarin o en los valles de los Picos Grises, la tierra es rica y está bendecida con una estación de siembra lo bastante larga como para abastecer a las grandes ciudades.
Por lo general la parte noroeste de Faerun posee bastante agua y humedad, con fuertes nevadas en invierno y mucha lluvia en primavera e invierno. A lo largo de la Costa de la Espada, la gente se queja de que nunca deja de llover.
A medida que se viaja hacia el sur, la tierra se ve caldeando hasta que uno puede encontrar polvo arenoso, el calor abrasador de Scornubel y la parte meridional del Desierto de Anaurokh.

Main Page

vida y costumbres

Vovochka´s Forgotten Realms Vovochka